top of page

Joseph Horovitz y su encantadora Sonatina para clarinete y piano

Actualizado: 17 ago 2023

VIDEO

Hace muchos años escuché la Sonatina para clarinete y piano de Joseph Horovitz, creo que fue en 1992, ya que se encontraba en un disco del gran Gervase De Peyer junto a la pianista Gwenneth Pryor (English Music for Clarinet and Piano). Este año conseguí la partitura y decidí estudiarla, cosa que hice con muchísimo placer porque además de ser una música hermosa, está magníficamente escrita para nuestro instrumento. El video que se encuentra más arriba es la versión que grabé en junio de 2021. A continuación les dejo una breve biografía del compositor y datos musicales de esta hermosa obra.

Joseph Horovitz nació en Viena (Austria) el 26 de mayo de 1926, en el seno de una familia judía que en 1938 tuvo que emigrar a Inglaterra huyendo de los nazis. Allí estudió piano e idiomas en Oxford, y luego ingresó al Royal College of Music de Londres para estudiar composición con Gordon Jacob. Más tarde estuvo un año en París tomando clases con Nadia Boulanger. Su carrera de músico profesional comenzó en 1950 al ser nombrado director musical de la compañía de teatro londinense Bristol Old Vic. Posteriormente fue un activo director de ópera y ballet, y realizó giras por Europa y Estados Unidos. Desde 1961, Horovitz ha estado enseñando composición en el Royal College of Music. Sus obras incluyen dieciséis ballets, dos óperas en un solo acto, varios conciertos para instrumentos de cuerda, viento y percusión, como asimismo un popular concierto de jazz para clave y orquesta. Compuso gran cantidad de obras para ensambles de vientos y ensambles de bronces. Horovitz es un compositor de gran versatilidad, gracioso ingenio, y una envidiable habilidad para comunicar, tanto en sus estilos livianos como sus más serios. En obras como el Concierto para clarinete (1957) desarrolló una síntesis de jazz neoclásico que desde entonces ha aplicado en muchas de sus obras más exitosas. Sus obras más livianas no le han impedido componer en un estilo más profundo: sus obras corales evidencian la influencia de Vaughan Williams, Holst y Delius, mientras que sus cuartetos para cuerdas, en particular el N°5, contienen una intensidad basada en convincentes y a menudo desafiantes alusiones programáticas. La Sonatina para clarinete y piano, compuesta en 1981, es una de las obras escritas como resultado de su amistad con el clarinetista Gervase de Peyer. Ambos se conocieron en el Royal College of Music cuando eran estudiantes (de Peyer estudió clarinete con Frederick Thurston), y más tarde en París (donde De Peyer estudia con Louis Cahuzac). La obra está dedicada a la esposa de Horovitz, Anna. Horovitz ofrece una descripción de la Sonatina en la partitura: "Esta Sonatina es alegre y respeta el modelo tradicional de división en tres movimientos.

El primero, en forma sonata clásica, se concentra en el registro medio del clarinete, principalmente lírico, sobre un ondulante fondo de piano. El segundo movimiento es una estructura de lied A-B-A que emplea algunos de los notas graves del instrumento de viento en una larga cantilena sobre un lento acompañamiento acórdico. El último movimiento es una especie de rondó que alterna dos temas en proporciones iguales, explotando el registro agudo del clarinete. El lenguaje armónico de toda la obra es obviamente tonal y, como la mayoría de mis últimas composiciones, la Sonatina está muy influenciada melódica y rítmicamente por el jazz y otras músicas populares. Requiere el mismo virtuosismo por parte de ambos ejecutantes".

Fuente: Disertación de Garret Ray Jones (enlace)

563 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page